Como médico te gusta la discreción, la seguridad de los hechos y la precisión silenciosa. No es extraño que te apartes de la especulación, de los chascarrillos y de los comentarios. Y sin embargo...conseguir comentarios es vital para tu blog sanitario.

No te asustes, no te pido que te metas en una sala sin esterilizar llena de virus contagiosos. Aunque Internet puede parecerte un lugar inhóspito lleno de trolls, en realidad es una tierra de oportunidades si sabes aprovecharlas.

Y los comentarios, querido colega, te premian con la visibilidad, una fama efímera pero muy efectiva.

La alternativa es meter la cabeza debajo del ordenador y que no tenga repercusión lo que haces. Y no amigo mío, con el poco tiempo que te deja tu profesión tienes que  sacar chispas a cada actividad que tengas en Internet, por eso tienes que conseguir comentarios.

Como siempre digo, es cuestión de cambiar de mentalidad, Internet es una realidad muy diferente al día a día en el hospital o en tu clínica ambulatoria.

Otra aclaración, un comentario no es un análisis profesional. No puedes tratar casos médicos con los lectores, pero siempre puedes derivarlos a tu consulta 😉

Por qué tu blog necesita conseguir comentarios

Imagínate que eres dentista y un compañero abre una clínica dental en el barrio. No serías el primero si te presentas de incógnito para evaluar el grado de preocupación. Si ves su consulta vacía volverás al trabajo despreocupado, pero ay si la ves llena, ¡te sentirás amenazado!

A tus clientes les ocurre lo mismo, ven tu consulta llena y les da seguridad.

Ven un post lleno de comentarios y sienten que lo que escribes merece la pena.

La existencia de comentarios es uno de los mejores indicadores de prueba social. Cuando llegan a un post los lectores sienten que el contenido es de valor. Y si no ven ninguno se cuestionarán la aportación del contenido.

Es una percepción que al final se convierte en realidad.

Los comentarios ofrecen otras 4 ventajas:

1. Creas comunidad en el blog

Si eres capaz de conseguir comentaristas habituales tus posts se convertirán en una tertulia de conversación. Muchos no se lo perderán e incluso se crearán relaciones, con complicidades, risas, análisis profundos….Tus posts darán mucho juego.

2. Enriqueces el contenido

El contenido ganará valor con las aportaciones de tus lectores. Es verdad que te llegarán comentarios superficiales, pero en más de una ocasión te sorprenderá los ángulos de los lectores.

Los comentarios son la prórroga de los post y estimulan la participación.

3. Mejoras el SEO del post

Google premia los contenidos atractivos porque quiere ofrecer los mejores contenidos para sus usuarios.

Como no puede evaluar la calidad de cada publicación para posicionar el buscador también recurre a los atajos. El tiempo de permanencia es uno de los mejores indicadores sobre la aceptación de los contenidos.

Y aquí los comentarios entran en juego. Cuantos más comentarios más tiempo permanece la gente en los posts porque los lee, incluso escriben el suyo y contestan a otros.

4. Potencias tu prestigio

¿Los trolls te dan miedo? Tú método es testado, riguroso, científico y con años de experiencia, ¿crees que tienen algo que hacer contra ti los bocazas que hablan de oídas y con supersticiones?

Realmente, los trolls son una oportunidad porque te ponen en bandeja desplegar todo tu conocimiento y exponer las vergüenzas de los pseudocientíficos. Es la mejor manera de divulgar la medicina más genuina.

Si te sirve de ejemplo, échale un vistazo al blog de Lucía mi pediatra y verás la cantidad de entradas que escribe sobre vacunas y cómo combate las falsas creencias sobre vacunación.

Desde luego una labor de concienciación nos hace sentir mucho mejor.

¿Te sigue preocupando los trolls? Siempre puedes gestionar los comentarios. El blog es tu casa y tienes derecho de admisión, deja fuera a quien quieras, a los irrespetuosos y si quieres a los lanza bulos.

Cómo conseguir más comentarios en el blog

Los comentarios son buenos porque dan vida a los blogs y confirman a los visitantes que han tomado una buena decisión porque “tantos lectores no pueden equivocarse”.

Pero ahora llega la pregunta del millón de dólares, ¿cómo conseguimos comentarios?

En Internet no es fácil conseguir que los usuarios hagan algo por la dispersión que existe. Así que vamos a meterle un extra a tus contenidos. Toma nota de la receta:

1. Aprovecha la controversia

¿Creías que ser un médico riguroso implica ser frío y anodino? Pues te voy a dar una gran alegría, puedes desmelenarte y contar lo que quieras.

Tienes el privilegio de la libertad, no tienes que conseguir la aprobación de ninguna dirección. Tu blog es tuyo y es el momento de contar lo que siempre has querido contar y no te dejaban en los canales oficiales.

Puedes meterte contra lobbies, industrias, grandes marcas de moda…Escoge un tema candente y no dudes en ser vehemente, los lectores lo van a agradecer y se sumarán a la conversación.

Algunos se posicionarán en contra, no pasa nada, avivarán la conversación. Además, que no te extrañe que los propios lectores salgan en tu defensa y no tengas ni que justificarte.

Un buen ejemplo: Aquí el nutricionista Aitor Sánchez te da su opinión argumentada y sin complejos sobre los mitos de las bebidas alcohólicas (Lo ves, ¡está lleno de comentarios!).

Y si no puedes ver a Lucía Mi Pediatra criticando los roles de belleza en la adolescencia promovidos por algunas marcas de moda.

2. Usa las historia personales

Las historias personales nos llegan al corazón, antes que médicos y pacientes somos personas.

Los trastornos de salud nos hacen sentir, nos hacen sufrir y nos hacen parecer muy humanos. La bata blanca no es una  capa de superhéroe y no somos inmunes a las enfermedades y sus consecuencias.

Además, es recomendable hacer un análisis humano de la situación. Puedes hacerlo a través de casos reales que has visto en pacientes siendo genérico para no violar ningún secreto profesional.

3. Gestiona los comentarios con Disqus

Si empiezas a tener un volumen apreciable de comentarios no te lo pienses más, sustituye el gestor de comentarios de WordPress por Disqus.

Disqus es un gestor potenciado para tus comentarios. En WordPress si alguien comenta te enterás tú solo y nadie más. La magia de Disqus es que notifica por email a los comentadores de cualquier respuesta a su comentario o de la aparición de nuevas opiniones en el post.

Además, puedes mencionar al autor o a otros comentadores en tu comentario para incentivar el diálogo. Y además te deja introducir muchos recursos que enganchan, como las imágenes animadas de los gifs, que tienen su tirón.

Disqus es gratis y lo puedes instalar tú mismo, aquí tienes un tutorial de instalación.

4. Incentiva la participación

En Internet puedes salir con la impresión de que eres un pedigüeño, pero es que hay que pedir para conseguir cualquier cosa. En realidad, no es pedir, es ordenar.

Pide la opinión de tus lectores y así les meterás en el ajo. Puedes preguntarles una pregunta directa sobre el contenido para a continuación decirles: “coméntalo en el post”.

5. Déjate algo en el tintero

No será la primera vez que ocurre que creas un contenido tan completo y tan objetivo que no puedes decir otra cosa que amén.

No lo cuentes todo, deja margen para para que los lectores también se puedan lucir.

Esto lo puedes hacer fácilmente con un post de listado, el típico de las 7 mejores…. Si tú llegas hasta el 20 será un milagro que algún lector encuentra algo nuevo que contar.

Conclusión, los comentarios son vitaminas para tu blog

Los posts te dan popularidad  y prestigio, vitaminas para hacer un blog sano y fuerte. Así que no dudes en alimentarlo con la participación de los usuarios.

No te refugies en el teclado, abre tu post a la participación para que luzca más dinámico. Y  no te preocupes por los trolls, su propia torpeza es el mejor remedio contra ellos.

Y ahora tú, ¿se te ocurre alguna manera de incentivar la participación?