Como médico cuando planificas tu página Sobre Mí puedes tener la tentación de redactar una especie de currículum. Es tan lógico y razonable que estarás cayendo en uno de los errores de manual de los bloggers novatos.

No te extrañes, es un fallo muy habitual en la mayoría de bloggers porque tiene un nombre-trampa.

La Página Sobre Mí es en realidad sobre tu paciente. O dicho de otra forma, debe ser lo que ellos esperan saber de ti.

Pero es pensar en la Página Sobre Mí y recibir una invitación falsa al ego. Es Sobre Mí, y sacas todo tu arsenal de títulos, cargos, estudios, y entonces….

Tu paciente se queda frío porque a menos que sea médico como tú este mundo le queda lejano.

Destacar que has estudiado en esa prestigiosa universidad, y que luego realizaste un máster muy conocido para terminar actualmente como jefe de servicio...no me entiendas mal, tus compañeros lo van a reconocer pero tus clientes desconocen en gran medida su importancia.

No, no estás ante una entrevista de trabajo.

Estate atento, vamos a hacer una autopsia de una página Sobre Mí

6 ESTRATEGIAS PROBADAS PARA ATRAER PACIENTES A TRAVÉS DE INTERNET

  • check
    Cómo debes enfocar tu especialidad para destacar como un experto referente en Internet.
  • check
    Cómo validar la viabilidad de tu proyecto digital para no poner en peligro tu reputación profesional. 
  • check
    Cómo desarrollar una manera de comunicar el valor de tu especialidad y generar poder de atracción en el medio digital.
  • check
    Cómo conocer las motivaciones de tu paciente para que se decida por ti y lo fidelices para siempre  en tu consulta privada.

Descarga ahora la guía gratuita y descubre cómo disparar tu identidad digital como profesional de la salud para atraer a más y mejores pacientes

Para qué sirve la página Sobre Mí a un médico

Aguanta fiera. Voy a explicarte cómo se redacta esta página pero me gustaría empezar por el principio, qué es lo que vamos a conseguir con ella.

La página Sobre Mí es de las más importantes porque las personas queremos conocer al especialista que podría resolver nuestros problemas. ¿A que no vas a dejar en manos de cualquiera tu salud?

Cuando un visitante llega hasta ella está considerando tu opción según su urgencia de manera inmediata o a más largo plazo. Pero antes tienes que contestar de forma esencial a una pregunta que le inquieta: ¿eres de fiar?

Una buena página te acerca a tu paciente (y te acerca hacia la venta).

Esto es todo lo que ofrece un buen Sobre Mí:

#1 - Autoridad: Sí, puedes tener una cierta dosis de titulitis mientras no sea excesiva. Demuestra que eres un especialista capacitado y superior a la competencia.

#2 - Credibilidad: Ser especialista no es suficiente. Demuestra que tienes resultados para que puedan confiar en ti.

#3 - Empatía: Saca tu cercanía, tu interés genuino en el bienestar de la gente porque tú eres una persona como ellos. Además de confiar en ti querrán trabajar contigo.

Este último punto es muy importante. Los pacientes no buscan sólo a un dispensador de medicamentos quieren un consejero de confianza en el que apoyarse y tratar sus problemas.

Y sí, la receta ya te la pedirán después.

En definitiva, eres un especialista que estás a la última con una eficacia tranquilizadora que te preocupas sinceramente por tus pacientes.

Y ahora te preguntarás, cómo lo cuento en la página sobre mí.

Aquí va un secreto, el sobre mí es una página de Inicio con un tono más personal.

Cómo redactar una buena página Sobre Mí

Esta página tiene que ser muy personal pero no puede ser un culto a tu personalidad. Que no parezca que te la escribe tu abuela ni tu mayor seguidor.

Tienes que incluir imágenes de ti como médico con la bata blanca porque el hábito en este caso sí hace al monje. Pero huye de la pose de facultativo infalible que parece inaccesible.

Las imágenes para la página Sobre mí

Muéstrate profesional pero además natural y simpático. Posturas cómodas, gestos que te representen y una gran sonrisa.

Sustituye la postura de perdonavidas por una apacible para transmitir tranquilidad. De esta forma generas confianza porque inconscientemente le dices a tu paciente ‘tranquilo, todo va a salir bien, ya lo verás”. Y él lo sentirá de este modo 😉

Este espacio refleja tu compromiso y tu capacidad. Aunque todo empieza en el paciente y su problema porque nunca deja de estar en modo “qué hay de lo mío”.

El titular: Preséntate y destaca lo que haces.

Es un titular personalizado porque la gente viene a conocerte y toca cumplir con la cortesía de presentarte.

Señala lo que haces y los beneficios que consigues y anímate a presentarte con tu nombre.

Para despertar una sensación de proximidad ofrécete como su médico personal (es un  recurso retórico,  nadie va a pedirte que  seas su doctor particular).

(QUIÉN) Soy el doctor Julio Fernández, (QUÉ HACES) tu oftalmólogo personal, (QUÉ CONSIGUES) y voy a hacer que veas perfecto con tus gafas graduadas.

Mira cómo se presenta este copywriter ante su audiencia.

Una alternativa interesante es que introduzcas compromiso introduciendo una línea de antetítulo con el término “Mi Reto”, o “Mi visión”.

Arranque del cuerpo: Reivindícate destacando el problema y cómo lo solucionas

Puedes hacer un ejercicio de autoabuela y decir que eres un gran especialista o enfocarlo en la necesidad del paciente. Mejor dicho, recordarle que necesita ayuda médica.

Yo te recomiendo que aproveches una solución concentrada de PAS (fórmula de Problema-Agitación-Solución) para concienciar al paciente de su necesidad de cambiar.

Hay páginas que son mucho más explícitas y aplican este texto:

“Si estás aquí entonces quieres + (LO QUE TE PREOCUPE)”.

Sin embargo, yo te recomiendo que vayas al grano y te centres en el punto de dolor (su problema) para ir persuadiendo al visitante. ¿Qué es lo que necesita el usuario cuando llega a esta página? Díselo sin rodeos.

Mira cómo lo hace la coach literaria Ana Oliva. Ella reivindica la capacidad de promoción de un libro para los coaches.

Esta profesional le recuerda a su cliente potencial que “no tiene el reconocimiento público que merece” (PROBLEMA).

Que “tampoco tiene la misma reputación que otros profesionales” y que así “consigue menos clientes” (AGITACIÓN).

En este punto el paciente necesita una reacción que es la solución de tus servicios profesionales. En el caso de Ana Oliva es la publicación de un libro (SOLUCIÓN).

Conclusión del cuerpo: Prueba tus promesas

Ahora o nunca, es el momento que exhibas tus logros. ¿Eres el especialista de referencia en tu disciplina? ¿Eres un pediatra médico de éxito?, muéstrame el número de pacientes que tratas al año. ¿Te han dado un galardón?, a qué esperas para enseñármelo.

Así lo hace Ana Oliva:

La alternativa: Utiliza el storytelling para potenciar tu marca personal

La página Sobre Mí es el mejor espacio de la web para que aproveches tu relato personal para proyectar tu valor a través de una narración con técnicas de storytelling.

Si tienes una historia personal fuerte es una baza ganadora.

La fórmula es fácil: Cuenta qué es lo que te ha movido para ser médico.

Por ejemplo, aquí Lucía Galán, de luciamipediatra.com, cuenta su gran por qué.

Mira este ejemplo de storytelling y cómo te emocionan con los sentimientos.

[Fuente: http://www.fundacionreinasofia.es/spot/lamision.html]

Muestra tu historia

Si tu historia no tiene la fuerza para ser el núcleo de la página entonces sitúala en un segundo plano.

La parte central del inicio la aprovechas para confirmar al paciente que eres el especialista que necesita.

La parte autobiográfica es una buena oportunidad para mostrar tu lado más humano con curiosidades y anécdotas. Por ejemplo, puedes hablar de cuál es la serie de médicos que más te ha gustado.

O de cualquier otra afición. Piensa que es una pincelada simpática sobre ti, enseña tus facetas sin la bata blanca.

Demuestra tu compromiso

La página Sobre mí también te permite exhibir tu código ético como parte de tu integridad profesional. Seguro que quieres ganar dinero, pero hay algo más y algo más grande: Quieres ayudar a las personas.

Puedes recurrir al recurso del manifiesto y presentar una lista con todos tus principios éticos. Así de fácil.

O puedes usar una fórmula con tu visión. Así lo hace Manuel Antonio Fernández de elneuropediatra.es

Conclusión: redacta la Página Sobre Mí para atender a tu visitante

Entiendo que en una profesión en la que el prestigio es la principal arma sea revolucionario aceptar que el paciente es más importante que tú. Pero así funciona la revolución de Internet.

La página Sobre Mí es otro filtro del paciente para comprobar que estás acreditado para ayudarle y que además te vas a preocupar de su salud porque para ti no es una rutina laboral.

Esta página es una versión de la Home con un tono más personal. Sigue concienciando al visitante de su problema y ofrécete como solución. Y, por supuesto, no te olvides de demostrarlo para que tengas una base sólida y creíble.

No puede faltar tu personalidad a través de la imagen, de tu historia o de al menos detalles poco conocidos.

Tal vez no lo sabes, pero esa página está haciendo grandes cosas para ti, te facilita vender e impulsa tu  marca personal.

Qué te parece doctor, ¿estás preparado para contar tu historia sin que suene a currículum? 😉